Ventajas de cambiar la bañera por el plato de dicha

Las ventajas que puede tener la ducha frente a la bañera pueden ser varias. A continuación, enumeraremos algunas:


· Se adaptan a las necesidades familiares. Indudablemente el acceso a las duchas es mucho más fácil y cómodo que a las bañeras y por ello, para las personas con movilidad reducida, entrada y salida de personas mayores o niños pueden suponer una solución a la hora de tomar un baño.
 
· Dejan espacios libres. Los platos de ducha permiten mejorar la distribución del baño, pudiendo situarlo en el lugar más conveniente.
 
· Para baños pequeños. Es la solución para aprovechar lo máximo posible todos los centímetros de los baños pequeños. Se gana bastante espacio, pudiendo reorganizar el baño con menos limitaciones.
 
· Gran funcionalidad. Además de espacio, se ahorran litros de agua y por lo tanto gastos en la factura. Así, los platos de ducha ayudan a la economía del hogar. También es importante señalar que el mantenimiento es más sencillo que la bañera con una fácil limpieza.
 
· Decoración. Existe una amplia y variada gama en tamaños, colores y diseños; adaptados a cada gusto y necesidad.
 
· Presupuesto. Manteniendo los parámetros de alta calidad, los platos de ducha se pueden adquirir con precios para todos los bolsillos. Este aspecto es una de las causas por las que en la actualidad las personas se decantar por ellos en vez de por bañeras.

plato-ducha

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en Política de cookies.